Invierno en Malmö

Será que yo ya tengo ganas de frío (no soy muy de veranos, qué le vamos a hacer) y no puedo dejar de pensar en vivir en este apartamento de Malmö mientras veo la nieve caer. Supongo que respira paz y su atmósfera es tan acogedora que es inevitable pensar en eso. Se encuentra en un edificio reformado de los años ’20.

Me gusta la combinación del color blanco con las maderas, los tonos muy neutros y la contraposición con la cocina tan minimalista. Los puntos de color en las habitaciones y las estanterías del salón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *